Bondiola rellena a la cerveza

/ 22 noviembre 2011

18 comentarios
A Ram y a mí nos encanta la bondiola!, pero la comemos cada tanto ya que es una carne bastante grasosa. Albert suele prepararla muy bien, y nos agasaja cuando vamos de visita a su casa. Cuando me toca prepararla voy experimentando nuevos condimentos y agregados, y ésta vez decidí hacerla rellena. Hace rato tenía ganas, y el blog es un gran motivador!. Es una receta agridulce, aviso de antemano para el que no es amante de esa mezcla de sabores. De todos modos cada uno puede rellenarla con lo que más le guste, o con lo que tenga en casa, no hay una fórmula fija. Ésta vez la hice a la cerveza porque el modo de cocción que elegí requiere de bastante líquido y me gusta el maridaje del cerdo y la rubia (cuak!). Espero que hagan la receta y la disfruten tanto como la disfrutamos nosotros en la noche de viernes indoors. Voilá! 


Ingredientes:
Bondiola: 1 kilo
Jamón o panceta (en fetas): 80 grs
Ciruelas deshidratadas: 7/8
Roquefort: cant. necesaria
Aceitunas: 8
Cerveza: 300cm3
Cebolla: 2/3
Ajo: 3 dientes
Sal y pimienta: cant. necesaria
Tomillo y romero: cant. necesaria (machacar en un mortero)
Cardamomo: 1 ó 2 semillitas (ojo que son fuertes...y caras!)

Sacarle la grasa superficial a la bondiola y salpimentar. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado hacer un agujero en el medio, a lo largo de la bondiola, y armar un bolsillo (sin romper el otro extremo). Para el relleno cortar las ciruelas en el medio y colocarles un poquito de queso roquefort (si les gusta), cerrarla y envolver la ciruela en media feta de jamón/panceta (o una entera dependiendo del tamaño de la ciruela). 


Introducir las ciruelas envueltas en la carne, y con la ayuda del mango de una cucharada de madera (o el utensilio que prefieran), empujarlas hasta el fondo. Poner todas las ciruelas alternando con las aceitunas cortadas en cuartos. Cuando esté completo el relleno bridar la porción de carne (atarla con un hilo pizzero) para no perder nada en la cocción, y colocarla en una fuente previamente aceitada, junto con las cebollas cortadas rústicamente y unos ajos machacados. Rociar por encima de la carne el tomillo y el romero (o la especia que prefieran) y colocar la/las semillitas de cardamomo (le da sabor y perfume. Si tienen, sino no pasa nada). Agregarle la cerveza hasta llenar 3/4 de la asadera, si quieren pueden espolvorearle un poco de azúcar por encima, y cerrar con papel aluminio. 


La cocción es casi un braseado. Casi por dos motivos: porque son 2 horas (generalmente el braseado puede llevar hasta 4 horas), y porque no quiero que la carne se me deshilache, sólo la quiero bieeen tierna. Cocinar con el aluminio por 1.45h a horno medio y 15 minutos más sin el aluminio para que se dore. Delicioso!!



Muffins de naranja y limón

/ 17 noviembre 2011

15 comentarios
Estos muffins también formaron parte de lo que llevé para el cumple de mi suegro. Era mi primera incursión en este terreno y hacía tiempo estaba con ganas de hacerlos. Como comenté en el post del cumple, me dejé tentar por lo pirotines aunque todavía no tengo la placa ideal para cocinarlos. No salieron con la forma perfecta, pero quedaron bien sabrosos y simpáticos, crocantes por fuera y esponjosos por dentro. Yo usé una receta de Narda, con algunos cambios propios, entre ellos los tiempos de cocción que no eran precisamente los que estaban en el original. Es súper fácil y quedan bien para llevar a cualquier cumple, reunión o para regalar (ahora que se vienen las fiestas). Va la receta!


Ingredientes: (para 20 muffins aprox.)
Harina 0000: 2 tazas
Azúcar: 3/4 de taza
Sal: una pizca
Polvo de hornear: 2 cucharaditas
Bicarbonato: 1 cucharadita
Ralladura de 1 limón
Ralladura de 1 naranja
Esencia de vainilla: un chorrito
Almendras tostadas: cant. necesaria (pueden ser nueces, castañas o lo que gusten)
Huevos: 3
Leche: 1/2 taza
Aceite (girasol o maíz): 1/4

Procedimiento: Precalentar el horno a temperatura media. En un bol mezclar la harina con el azúcar, la sal, el polvo de hornear y la pizca de sal. Agregarle los huevos, la leche, el aceite, las ralladuras, las almendras cortadas en cuartos y la esencia de vainilla. Mezclar todo hasta que se forme una masa medio pastiche, de consistencia más bien líquida.



Llenar los pirotines (no hasta arriba de todo) y acomodar en el molde de silicona, si tienen, o directamente en una placa, y hornear por 30/35 minutos (de acuerdo a su horno). Una vez que estén dejar enfriar sin que les llegue corriente de aire. Cuando estén a temperatura ambiente rociar con azúcar impalpable (o lo que quieran) y listos para servir!





Comimos en La Crespo - Hot Pastrami y otras delicias caseras

/ 14 noviembre 2011

12 comentarios
El sábado, día espectacular de primavera, encaramos nuestro paseo después del mediodía. Tras una larga caminata y con los pies todavía resentidos por las primeras ojoteadas de la temporada llegamos a Villa Crespo. Como menciono en la apertura de este blog, la idea de Ponete el Delantal también es recomendar lugares donde comemos rico cuando descansamos de la cocina,  y qué mejor que recomendar un lugar cuyo slogan es "comidas de casa". 


La Crespo está en Thames y Vera, y ahí nos recibió un sonriente Diego que nos llevó a recorrer la cocina y los recovecos del lugar. Al rato conocimos a Clarisa, la mentora de La Crespo, una chef apasionada que disfruta de hacer comida rica, "sin pretensiones", tal como ella lo define. Detrás del mostrador el esposo de Clarisa, y papá de Diego, maneja la caja y atiende algunas de las mesas. Todo queda en familia. 




Nos sentamos en una mesita sobre la vereda, y en seguida Clarisa nos trajo un mix de frutos secos y semillas con curry, una combinación riquísima! Al rato Diego vino con hummus de garbanzos y unos bastoncitos para sumergir en la deliciosa pasta rociada con pimentón y aceite de oliva. 


Nuestro plato asegurado era el Hot Pastrami, una estrella de La Crespo. Ya hablamos del Hot Pastrami en este post y quisimos probarlo en uno de los pocos lugares de Buenos Aires que lo preparan, y la verdad que es para no perdérselo!!


El otro plato fue un riquísimo strudel de queso y hongos que vino acompañado por una ensaladita, un manjar!! 


Para el momento del postre nos recomendaron el brownie con frutos rojos, una delicia que forma parte de la repostería artesanal que se puede disfrutar en La Crespo o comprar para llevar. 

El brownie se acabó antes de que pudiera sacarle la foto!

La Crespo está desde hace un año, pero Clarisa tiene más de diez en el rubro y está muy contenta con el crecimiento de este deli, que empezó siendo despacho de comidas y repostería  y, de a poco, por pedido de los clientes, fue incorporando mesas y promete seguir ampliándose. 

Boios, knishes,  triángulos de masa filo, goulash, risotto, bondiola a la cerveza, tartines, y ensaladas son algunas de las riqusímas opciones para comer. Para el momento del dulce no faltan las tortas, los cuadraditos de fruta, ricotta o coco con dulce de leche (ñam!), y un montón de paquetitos para la hora del té. Todo preparado con los mejores ingredientes seleccionados minuciosamente por Clarisa y cocinados con amor de casa. Vale la pena darse una vuelta!

La Crespo
Thames 612, esq. Vera
Lunes a viernes de 11.30 a 21h.
Sábados 12 a 19h.
Tel.: 4856-9770
http://www.lacrespo.com

Viva la Focaccia!

/ 10 noviembre 2011

7 comentarios
Estas focaccias las preparé para el cumpleaños de mi suegro, que les conté hace un par de posts. También es uno de mis tradicionales, me encanta preparar (y comer) focaccia y siempre es un éxito! Uno de los grandes inventos de la cocina italiana. 
Ese sábado en mi jornada culinaria me di una buena dosis musical, nada más lindo que escuchar música mientras se cocina! Y aproveché que Rami no estaba para poner bien fuerte Los Piojos (no le gustan demasiado, así que intento no torturarlo jaja!) y el disco solista de Ciro y Los Persas, que vengo escuchando seguido y me gusta mucho. 

Les dejo un temita lindo para escuchar mientras leen la receta:




Ingredientes:
Masa: 
500grs de harina (puede ser 250 grs de harina común y 250grs de harina integral)
Agua tibia: 250 cm3 aprox
sal: una cucharada
Aceite de oliva: 75cm3
25grs de levadura
Agua tibia (para el fermento): cantidad necesaria
Azúcar: (una cucharadita)
Nota: pueden hacerlo con levadura seca, en ese caso se omite el fermentado.

Agregados de sabor (estos ingredientes pueden variar de acuerdo a lo que les guste y lo que tengan)
Aceitunas (verdes o negras)
ciboulette

Romero: 1 cucharada de té
Tomillo: 1 cucharada de té
2 dientes de ajo

Tomates secos (previamente hidratados)
Condimentos a gusto: x ej. pimentón, ají molido
Sal: 1cucharada
Queso estilo parmesano, sardo o reggianito:  En hebras o rallado
Semillas: las que tengan. 
(otras opciones son, cebolla salteada con un poquito de orégano, morrón asado en la hornalla, tomates confitados, verdeo o puerro salteado, etc)

Preparación: Desmenuzar la levadura en un poquito de agua tibia, una cucharada de harina y una cucharadita de azúcar, dejar descansar tapado con papel film por 10 minutos. En un bol colocar la harina con la sal, el romero, el tomillo y mezclar. Hacer un hueco en el medio y agregar el fermento (levado), y el aceite de oliva. Agregar agua tibia de a poco, ir amasando siempre hasta que sentir que se forma una masa blandita, pero consistente, que no quede pegagosa. Cuando esté lisita sobar bien la masa, estirando sobre la mesada con la mano como si fuera un elástico y la volvemos a acomodar, así varias veces por 5/10 minutos aprox. Aprovechen para descargar tensiones y denle unos buenos golpes sobre la mesada. Así la masa genera gluten y queda esponjosa. Una vez amasada poner en un bol y tapar con un repasador o con papel film y dejar reposar por 40 minutos/1 hora.

Una vez que la masa levó, sacarle el aire amasándola un poco. Agregarle las aceitunas cortaditas, el tomate cortado en tiritas, la ciboulette, las semillas, y el queso (o los ingredientes que hayan elegido). Si es necesario y para poder unir mejor los ingredientes, agregarle a la masa un poco de harina así no queda pegajoso. 


Darle la forma que quieran, pueden ser dos o tres panes, uno grande o varios chiquitos. En una asadera con un poquito de aceite colocar el bollo o los bollos y dejar levar una vez más. Para decorarlo queda lindo hacerle un corte suave con una tijera, y pintarlo con yema o directamente con un poco de aceite de oliva. Le pueden agregar las semillitas que tengan en casa. 

Una vez que levó, llevar a horno precalentado a temperatura moderada (180°), con un jarrito de agua sobre el piso del horno para que el calor circule parejo y no se queme la base. La cocción es de aproximadamente 40 min. Para darnos cuenta si está listo golpearlo con el mango de un cuchillo, si suena hueco está OK. Una vez retirado dejar enfriar, pero en un lugar que no le llegue mucho aire y tapadito para que mantenga su humedad. 

Muy rico para una entrada acompañado con dips, quesos y fiambres. 


Tip: Mantenerlo siempre tapado con un repasador limpio o en una bolsa de papel (en las de nylon se humedece). Cuando haya perdido su frescura pueden cortarlo en cuadraditos y rociarlos con aceite de oliva calentándolos en una placa por 15 minutos más o menos. Una vez listos dejar enfriar y guardar en un frasco grande Así tienen croutons listos para comer en ensaladas o sopas. También pueden hacer tostadas, para bruschetas, con el mismo procedimiento (si no tienen focaccia se puede usar otro pan, agregándole ajo y orégano picadito por encima). Cuando les sobre pan no lo tiren, hay muchas opciones antes. Tostadas, croutones, pan rallado, o directamente lo freezan y lo descongelan unos minutitos en el microondas o directamente en el horno. 



Dulce de frutillas caserito caserito

/ 07 noviembre 2011

4 comentarios
Sigue la temporada de frutillas y cada vez están más ricas y más baratas! Nuestro verdulero amigo "el amable", nos garantizó que íbamos a tener buenas frutillas hasta diciembre, ojalá se cumpla! Por lo pronto aprovechamos para comprar y usar un poco para licuado o de postre, y otro para dulce. Hay que aprovechar las frutas de estación para hacer mermeladas, es cuando más ricas están y si las guardan bien pueden durar hasta 6 meses! Imagínense en los meses de otoño abriendo un frasquito de dulce de frutillas casero, mmm! Acuérdense de estirilizar el frasco hirviéndolo por 20 minutos aprox. (después dejarlo enfriar en el agua para que no se quiebre), y a la cara interna de la tapa le pasan un algodón humedecido en alcohol. 
Nada más rico que un dulce casero! Les paso la receta, este dulce no tiene tanta azúcar como se usa habitualmente, porque yo preferí que no sea una bomba de calorías. Esta vez preparé un frasco para ver cómo salía, y quedó muuuy rico, así que pronto se viene la elaboración en gran escala!  

Ingredientes: para un frasco
Medio kilo de frutillas
3 cucharadas de azúcar de caña (pueden usar común si prefieren)
Jugo de 1 naranja

Procedimiento:
Lavar las frutillas, sacarles el cabito y cortarlas en cuartos. Ponerlas en un recipiente junto con el jugo de naranja y agregarles el azúcar, tapar y guardar en la heladera durante toda la noche. Al día siguiente colocar las frutillas en una cacerolita y calentar, una vez que hirvió colocar la cacerola sobre una plancha caliente, o un difusor, para que no se queme la base, a fuego mínimo. 


Dejar cocinar durante 90 minutos, siempre chequeando que no se pegue y revolviendo con una cuchara de madera. Para saber si está les recomiendo poner un poquito sobre un plato y pasar el borde de la cuchara de madera por el medio, si se separa (y no se vuelve a unir enseguida), está listo. Si les quedó demasiado líquido le pueden agregar un poquito más de azúcar y dejarlo cocinar un rato más. De todos modos recuerden que termina de tomar consistencia cuando se enfria. 



Cuando esté listo poner en el frasco y dejar enfriar sin la tapa. Pasar el algodoncito con alcohol por la tapa y cerrarlo bien. Reservar en una alacena o en heladera si lo van a consumir en el momento.




Tabule de cous cous

/ 04 noviembre 2011

14 comentarios
El sábado se festejó el cumple de mi suegro, Gus, y yo fui una de las encargadas de llevar algunas cosas ricas al evento. El viernes a la tarde compramos todo lo necesario para que al día siguiente sólo me dedique a cocinar. El sábado arranqué con pilas, pero no tan tempranito. Preparé un hummus de garbanzos, un tabule y unas focaccias. Como me olvidé de comprar ajo no me quedó otra que salir a comprar, y en la salida me acordé que en la papelera que tenemos a la vuelta de casa venden recipientes para comida, entre otras cosas. Entonces compré, para el tabule y el hummus esos recipientes de plástico con tapa, como para no clavarme llevando mis fuentes al cumple, ya que después de ahí nos íbamos a otro lugar. En la papelera me tenté con unos pirotines muy lindos y los compré. Fue la excusa para preparar unos muffins de naranja y limón. Me faltó comprar el molde para hornearlos, ese que es de silicona, pero el presupuesto ya era otro, así que quedará para más adelante. 


Como al cumple iba bastante gente Rami me sugirió hacer unas tarjetitas de Ponete el Delantal, y me pareció una linda idea! Por supuesto él, experto, se encargó del diseño y cuando estuvieron listas las fuimos a hacer a Staples, donde nos atendió una chica muuuy buena onda que nos las imprimió en el momento. Nosotros nos encargamos de cortarlas, con los recursos stapleros de guillotina, cúter, tijera y placa de corte.



Y ahora a cocinar! Hoy posteo el tabule y prontito pondré la receta de la focaccia que preparé y la de los muffins. El tabule yo solía hacerlo con trigo burgol, pero desde hace un tiempo en casa nos hicimos bastante asiduos del cous cous, Albert nos recomendó el Ararat, es muy rico, barato y no necesita cocción. Así que en ésta oportunidad lo hice con cous cous y quedó bien bueno!

Bueno, va la receta del Tabule. Espero que les guste!

Ingredientes:
  • Cous Cous: 250grs
  • Morrón Rojo: 1 grande
  • Morrón Verde: 1 grande
  • Cebolla morada: 3
  • Tomate: 3
  • Pepino: 1 grande
  • Limón: 3
  • Agua caliente: 1 taza
  • Ciboulette: un puñado
  • Perejil: un puñado grande
  • Menta: un puñado
Procedimiento:
Cortar bien chiquito (lo más que puedan a mano), las cebollas, los morrones, los tomates y el pepino, y colocar en un recipiente grande. Hidratar el cous cous con el agua caliente y el jugo de un limón. Dejar que absorba bien el líquido. Una vez que está listo incorporar a las verduras cortadas. Agregar la menta, la ciboulette y el perejil, todo bien picadito. Exprimir dos limones (vayan probando de a uno, de acuerdo a cómo les gusta) y rociar en el tabule. Mezclar bien, yo me ayudo con un tenedor para que todo se mezcle bien sin que se haga masacote. Llevar a la heladera por 3 horas mínimo, para que todas las verduras saquen su jugo. Al momento de servir ponerle sal a gusto y un poco de oliva. Se puede comer como ensalada, o directamente adentro de un pan árabe, o pan de pita, riquísimo!



© Ponete el Delantal - Blog de cocina . Diseño: Maira Gall .