Risotto de quinua con hongos secos

/ 30 julio 2012

Hace rato tenía ganas de preparar el risotto de quinua (o quinoa). La semana pasada probé uno en la feria Buenos Aires Market y estaba rico pero se notaba que le faltaba dedicación, supongo que la velocidad que se maneja en los puestos es muy diferente a la dedicación que uno puede darle al risotto cuando lo prepara en la tranquilidad del hogar.  Así que este último fin de semana decidí hacerlo en casa y fue un éxito! Es un plato sabroso, aromático, cremoso y lleno de las proteínas que aporta la quinua, un ingrediente lleno de virtudes, muy recomendable sobre todo para los que se encuentran en los extremos etáreos, e ideal para comer en estos días de frío. 
Hace poco tuve la suerte de escribir sobre este grano, así que hice una investigación exhaustiva sobre sus bondades. Les comparto una parte de la nota para que sepan un poco más sobre lo bueno que es incorporar este alimento a nuestra dieta: "La quinua, considerada como el grano de oro andino, contiene una importante cantidad de proteínas de alta calidad, más que la leche y casi tanto como el huevo, ya que cuenta con todos los aminoácidos esenciales para la vida, de acuerdo a lo dispuesto por la FAO, superando en este aspecto al trigo y al arroz. Para ejemplificar, la quinua tiene cinco veces más lisina que el trigo, uno de los aminoácidos básicos con propiedades terapéuticas que, entre algunas de sus funciones, tiene la de absorber el calcio, fortalecer los músculos, estimular la liberación de la hormona del crecimiento, vigorizar el sistema inmunológico, ayudar en la función gástrica y en la reparación celular. Por eso es importante su consumo, sobre todo en la alimentación de los chicos y personas de la tercera edad. 
Otra de las numerosas propiedades de la quinua es que su composición, rica en omega 3 y omega 6, la convierte en un ingrediente fundamental para reducir el colesterol malo (LDL), y aumentar el bueno (HDL). Además, su alto porcentaje de hidratos de carbono ricos en almidón proveen energía que se libera de manera gradual en el cuerpo gracias al contenido de fibra. Y siguen los beneficios. La quinua, es rica en calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo y zinc, en cantidades superiores al maíz, al trigo, el arroz, la cebada y el centeno; y posee un alto porcentaje de vitaminas A y E. Otra de sus propiedades es la de contribuir a una correcta función del metabolismo, y a prevenir las alteraciones que se producen durante la menopausia, como la osteoporosis, porque aporta fitoestrógenos que ayudan a reemplazar los estrógenos perdidos durante ese período. Como si fuera poco, la quinua puede ser consumida por celíacos ya que es un alimento libre de gluten"

Ahora sí, va la receta, espero que les guste!


Risotto de quinua con hongos secos

Ingredientes: (para 4 personas)
  • 400 grs de quinua/quinoa (lavarla varias veces hasta que el agua salga clara)
  • Hongos secos: 150 grs (los que les gusten)
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas
  • Caldo: 1 litro
  • Vino blanco o vermouth: 1 taza
  • Cebolla: 1
  • Cebolla de verdeo o puerro: 1
  • Ajo: 2 dientes
  • Manteca: 50 grs
  • Queso rallado: 100grs
Procedimiento

Lavar la quinua varias veces, y dejar sobre un colador para que escurra bien. Picar las cebollas y el ajo (guardar las hojitas verdes del puerro o la cebolla de verdeo para decorar el plato), saltear en aceite de oliva y transparentar a fuego medio, que no se oscurezca. Mientras tanto preparar el caldo en un litro de agua y mantenerlo siempre calentito. Además hidratar los hongos y guardar un poquito del agua para agregarle al risotto. Saltearlos en un poco de aceite de oliva y reservar. 


Agregar la quinua al salteado y mezclar con el resto de los ingredientes, dejar transparentar un poco para que se impregne del sabor de las cebollas y el ajo. Incorporarle el vino blanco o el vermouth, revolver y dejar que se evapore el alcohol y absorba el líquido. Recién ahí agregar una taza de caldo, revolver y dejar que se absorba el líquido. Seguir el mismo procedimiento cada vez, hasta que se acabe el caldo. Agregar un poquito del agua en la que se hidrataron los hongos, y también los hongos para que le den sabor a la quinua. Como el caldo tiene bastante sal recomiendo no agregar hasta no probar al final. Cuando se haya acabado el líquido y la quinua esté tierna apagar el fuego, agregar la manteca cortada en trocitos, y el queso rallado, y mezclar bien con cuchara de madera. Reservar un poquito de queso para servir en el plato. Dejar reposar unos minutos y servir decorado con las hojas verdes del puerro (o cebolla de verdeo) bien picadas y con queso rallado. Comer bien calentito!
También se puede preparar con hongos frescos, o un mix de los dos. Si les gusta le pueden agregar trocitos de carne para un plato más consistente, u otras verduras que les gusten.








5 comentarios

vero mariani dijo...

epa! algo muy distinto a lo que suelo cocinar. a probarlo!

juliana dijo...

q rico! se lo ve super cremoso, me encanta la textura de la quinua, tendre q probarla en risotto!

El gordito feliz dijo...

FALTA QUE ESTE BLOG ME HAGA LA CAMA A LA MAÑANA Y SERÍA CARTON LLENO...!!!

AHORA TAMBIEN CLASES DE NUTRICION?!?!??!?!

PROBÉ EL PLATO, LO RECOMIENDO 100%!! RICO, LIVIANO, FRESCO, NUEVO!!

VIVA LA COMIDA Y AGUSTINAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!

E.G.F.

DANILA dijo...

hola!!! siempre paso y nunca comento creo... pero la verdad esto parece delicioso, el finde lo pruebo!

Silvia dijo...

Hola, Agustina.
Soy Silvia, desde Córdoba (RA). Si bien cace poco conocí tu blog, tu presentación rememorando a tu abuela me impactó. Además, debo decir, que me sentí muy identificada en eso de recrear una receta después de la lectura e investigación entre varias.
Por eso es que me voy a tomar el atrevimiento de comentarte que te mencioné en mi blog en función de una especie de juego que me llegó para incluir aquellos blogs que destacamos por su dedicación en la cocina.
Pasaré seguido por acá, seguramente. Por lo pronto, mi próxima visita será para comentarte cómo salió mi pastrón con base a tus excelentes indicaciones.
Saludos,
Silvia

© Ponete el Delantal - Blog de cocina . Diseño: Maira Gall .