El ingrediente mágico (Video Patrocinado) + Ensalada tibia de vegetales y lentejas

/ 25 marzo 2015

La emoción de sentir el sabor de casa



Uno de los motivos por los cuales disfruto de cocinar es porque para mí es una forma de dar amor a las personas que quiero. Cocinar no es simplemente dar de comer, sino también es una forma de transmitir un mensaje de cariño, un conocimiento sobre los distintos sabores e ingredientes y además es un aporte al crecimiento de la cultura alimentaria de nuestras naciones, porque la tradición gastronómica de un país nace en los hogares y se transmite entre las personas.
Cuando nos alejamos de nuestra casa, por placer o por trabajo, al principio solemos disfrutar de la incursión en la cocina del lugar que estamos visitando. Sin embargo, después de un tiempo la sensación de desarraigo nos mueve a buscar esos sabores que nos recuerdan a nuestro lugar y más aún, a nuestra casa, porque necesitamos sentir que a pesar de que estamos lejos del hogar, los sabores pueden hacernos sentir nuevamente en casa. 
Esto lo demuestra muy bien Carmen, la protagonista del video, una joven que vive por trabajo en el Ártico desde hace tres años, lejos de su tierra y su familia. En el momento en el que ella prueba el plato preparado por su madre, que estaba ahí sin que ella lo supiera, la expresión de su rostro se transforma y las emociones le brotan de los ojos. Estaba sintiendo ese sabor de hogar, el sabor a su propia casa, ese que tanto extrañaba.
Las madres y las abuelas tienen esa capacidad, como la mamá de Carmen, de construir recuerdos a partir de sus platos de comida. Y para eso no hace falta ser una gran cocinera, sino simplemente usar el ingrediente mágico en cada receta, el amor. Ese amor se traduce en pertenencia, en familia, en hogar, en sabor a casa. El sabor de lo casero nos remite a nuestra infancia, a la familia y al hogar; y aunque estemos lejos de eso en tiempo o en espacio, si nos lo proponemos podemos detenerlo todo y volver a saborearlo una y otra vez. Porque el sabor de casa nunca se olvida.  

El post es patrocinado por Knorr - Los pensamientos expresados son propios. 


Ensalada tibia (otoñal) de vegetales y lentejas

Qué bueno que el otoño ya está entre nosotros! (por estas latitudes). Podemos volver a prender el horno sin morirnos de calor, cocinar cosas calentitas y darle la bienvenida a los ingredientes más invernales que tanto se hicieron extrañar! Aprovechando el video que les acabo de compartir, quiero invitarlos a preparar esta ensalada tibia con esas verduras que, al menos a mí, me recuerdan a mi infancia, cuando mi abuela me esperaba a la vuelta del colegio siempre con algo rico y calentito. 
Esta ensalada se puede comer sola, porque es un plato bien completo que gracias al aporte de las lentejas nos produce saciedad y nos alimenta. Yo usé unas lentejas turcas porque son muy rápidas de hacer, pero también las pueden preparar con las comunes, con garbanzos, o con las legumbres que les gusten. Es muy fácil de hacer,  la pueden preparar en cantidad y reservar en la heladera porque se mantiene muy bien por unos días. ¡Les paso la receta!




Ingredientes Rinde para 3 platos o 4 guarniciones
  • Zanahorias:  3
  • Berenjenas:  3
  • Zapallitos redondos o largos: 3
  • Morrón: 2
  • Ajo: 3 o 4 dientes
  • Lentejas turcas (las naranjas): 1 taza
  • Sal: a gusto
  • Aceite de oliva: a gusto
  • Semillas tostadas: 1 cucharada

Procedimiento

Paso 1 Cortar las verduras en proporciones similares y cocinar por 7 u 8 minutos en un recipiente cubierto con film en el microondas, o al vapor. Precalentar el horno a temperatura media.

Paso 2 Cocinar las lentejas turcas en agua hirviendo por 3 minutos, tienen que quedar tiernas pero consistentes ¡ojo que se pasan muy rápido! Reservar.

Paso 3 Aceitar una placa y acomodar las verduras, agregar los dientes de ajo con cáscara y rociar con aceite de oliva y sal. Cocinar por 15 o 20 minutos hasta que se doren.

Paso 4 Mezclar las verduras con las lentejas. Aplastar los dientes de ajo y usar la pasta para armar una vinagreta mezclándola con aceite de oliva y sal para condimentar la ensalada. Rociar con semillas tostadas y servir tibia.




© Ponete el Delantal - Blog de cocina . Diseño: Maira Gall .